Para hacer una pausa en mis otros derroteros, y alcanzar así, la calma necesaria de mi “agitada vida” como pensionista…

La verdad es, que no me agobian las rutinas como tales. Pero he de aclarar, que los sobresaltos por fiestas añadidas, me dejan algo trastocados los “sentidos comunes” (y no comunes elevados al mayor exponente) je-je-je…

He de reconocer que me estoy comenzando a preocupar por lo que nos ha pasado de hace un año más o menos, para “acá”…

Sentimentalmente he gozado del privilegio de entender que mi país, ha alcanzado la plenitud de su madurez política, marcando un hito en lo que a historia se refiere.

Si. Digo que en mi país, la “ingobernabilidad”, ha dado paso a un espacio nuevo que considero la primera república del siglo 21.

Los telediarios dejaron de darnos la tabarra con lo bien y mal que se pasa “con y sin gobierno”.

Sus majestades, se han dejado de “sentir” por los noticiarios, y solamente se comentaba de éllo@s, cosas del ámbito cultural, familiar etc. y no de sus problemas de carácter “patrimonial”…

Estamos acabando de nuevo el año, y yo me felicito a mi mismo por seguir simplemente, asombrándome de que los problemas reales e irreales, “pesen cada vez  menos”, en esta atmósfera, que casi debo creer, me hace sentir en “la Luna”…

Me conmueve ver al “paisano” (no  alcanzo a comprender el concepto de “inmigración”) en la puerta del “FROIZ”, panadería, y como no lo que se conoce como política de “radio macuto”, y a las gentes de mi entorno, comentando de igual modo el final del difunt@ de turno, como la de millones que se juegan en las Loterías y Quinielas, además de los que les atribuyen como sueldo a los “grandes del espectáculo de masas”…

 

Sigo en jornada de reflexión. Aún…De mi primo Iñaki

Anuncios